Liofilización

 Carnadas Liofilizadas  Proceso de Liofilización
 Productos Liofilizados  Precios
 
Proceso de Liofilización
Carnadas para pesca Liofilizadas
 

Breve historia de la liofilización.

Como proceso industrial se desarrolló en los años 50 del siglo XX, pero sus principios eran ya conocidos y empleados por los Incas. El procedimiento ancestral consistía en dejar por la noche que los alimentos se congelasen por la acción del frío de los Andes y gracias a los primeros rayos de sol de la mañana y la baja presión atmosférica de las elevadas tierras andinas, se producía la sublimación del agua que se había congelado. Este proceso se conoció como liofilización natural.

Definición de liofilización.
La liofilización es un proceso que consiste en desecar un producto previamente congelado, lográndose la sublimación del hielo bajo vacío, es por lo tanto, el paso directo del hielo (sólido) a gas (vapor), sin que en ningún momento aparezca el agua en su estado líquido. Se obtiene una masa seca, esponjosa de más o menos el mismo tamaño que la masa congelada original, mejorando su estabilidad y siendo fácilmente redisuelta en agua.

Se realiza a temperaturas inferiores a la de la solidificación total, es decir, el producto debe estar congelado a temperaturas entre 10º C y 15º C por debajo de su temperatura eutéctica para evitar la formación de coágulos de agua.

Congelación inicial: es una operación previa y obligatoria. El tiempo de duración depende de varios factores como la cantidad, concentración y naturaleza propia del producto. En líneas generales podemos decir que una congelación adecuada es la base de que el producto liofilizado presente óptimas condiciones de aspecto, conservación de sus propiedades originales y rápida rehidratación.

Sublimación o desecación primaria: es la etapa en que la mayor parte del agua libre pasa a vapor. Los parámetros temperatura, presión y tiempo pueden ser modificados independientemente pero están íntimamente relacionados, no es posible modificar uno sin que se afecten los otros, por lo que en todo momento deben ser considerados conjuntamente y analizados sus efectos.

Desorción o desecación secundaria: su misión es eliminar las últimas trazas de vapor de agua, evaporando el agua no congelada ligada al producto. Se lleva a cabo a una temperatura inferior a la de desnaturalización del producto y se logra una humedad final hasta valores inferiores al 3%.

Ventajas de la técnica de la liofilización.

- La temperatura a que es sometido el producto, está por debajo de aquella a la que muchas sustancias inestables sufren cambios químicos.

- Debido a la baja temperatura que se opera, la pérdida del constituyentes volátiles es mínima; se reduce el peligro de contaminación microbiana y los preparados enzimáticos no sufren alteraciones.

- Se elimina el fenómeno de oxidación, dado que se opera y envasa a alto vacío.

- La gran porosidad del producto facilita, con rapidez , la reconstitución por adición de agua o de solvente adecuado.

- Al ser despreciable la humedad remanente, el producto puede ser almacenado por tiempo ilimitado, constituyendo productos de larga estabilidad.

- Todas estas particularidades pueden resumirse en: una estabilidad óptima, una solubilidad fácil, rápida y completa; una conservación ilimitada; una buena protección contra las influencias externas nocivas y una rápida disponibilidad de uso.

- Si bien las formas más comunes y conocidas de liofilización se implementan en la industria farmacéutica y alimentaria, la producción de carnada, las flores o su aplicación en “taxidermia” son únicas en el país.

Son productos biodegradables por ser naturales

 
 
     
 

Tigre - Prov. de Bs. As. /  Tel. 011-15-6021-7307

info@elbagre.com.ar  /  www.elbagre.com.ar

www.puertodefrutos-arg.com.ar